Bienvenida del presidente

Cumplimos ya 30 años de estancia en esta Sede, y aunque esta Asociación nació el día 4 de Octubre de 1948 como Gran Peña Deportiva Bolística de Cantabria sería ya en 1985, una vez aquí instalados, cuando vio la luz esta Casa de Cantabria en Barcelona.

La principal inquietud a la hora de fundar nuestra Casa, no fue otra que la de reunir a todos los cántabros que aquí nos habíamos establecido, para conformar una gran familia en la que sentirnos confortados el medio de un ambiente acogedor, amable y distendido. Conseguido esto, hemos abierto nuestras puertas a todas las buenas gentes de nuestro entorno, en la seguridad de que disfrutarán igualmente de una estancia agradable y tranquila.

¿Qué puede haber más placentero que una charla con paisanos, un cocido, una copita de orujo y unos cantares de nuestra querida Tierra?

Así que aquí nos tenéis bien dispuestos. Aquí tenéis vuestra casa en la cual os esperamos y donde seréis bien acogidos.

Hemos tratado de impregnarlo todo con un sentimiento hermano entre ambos pueblos, cántabro y catalán, el que nos vio nacer y el que nos acogió, y por ello, además de banderas y emblemas comunes, hemos buscado mantener nuestra cultura, costumbres y tradiciones, a través de la participación de una heterogénea y nutrida representación de escritores, pintores, poetas, médicos, grupos de coros, danzas y deporte, de ambas Comunidades que han colaborado con nosotros.

Todo ello difícilmente hubiera sido posible sin la inestimable ayuda de nuestro Gobierno de Cantabria, Generalitat, Ayuntamientos de Barcelona y Les Corts, Diputación, diversas Instituciones más y Casas Regionales radicadas en esta Plaza y quienes con su apoyo y presencia, han hecho posible este sueño de .hermandad con socios, amigos y simpatizantes, que nos arropáis y dais esplendor a esta Casa.

Han sido 30 años de historia común, escrita o no, en los que hemos ofrendado a este querido pueblo catalán, todo nuestro mejor saber hacer, desarrollando, mostrándole y haciéndole partícipe de nuestro bagaje cántabro, en prueba de agradecimiento a esta tierra de acogida que, nos brindó la oportunidad de afianzar nuestros destinos y formar parte de ella misma, en la pluralidad de sus fundamentos.

Ser bienvenidos y disfrutar con nosotros de espléndida Sede, que con la mayor ilusión hemos construido.

Jesús Angel Diego Bolado. Presidente